Extremadura14 mayo, 2020 0 comentariosCCOO Extremadura, Tribunales

El Ministerio de Justicia adopta «una política de kamikazes», reabriendo los Juzgados al mismo tiempo que suprime las medidas de prevención individual y colectiva.

Las medidas preventivas planteadas por el Ministerio se establecen de una forma «vaga y poco concisa», no evalúan los riesgos existentes en cada una de las oficinas y puestos de trabajo, algo evidente para disponer las medidas necesarias para evitar o reducir al máximo el posible el riesgo de contagio; «esto es lo que dice la Ley, lo que dicen las autoridades sanitarias, lo que propone CCOO y lo que se niega a aceptar el propio Ministerio».

El Ministro de Justicia suprime el uso de mascarillas, guantes y gel desinfectante, se niega a realizar controles de temperatura a la entrada de las sedes judiciales, o a la práctica de test de anticuerpos a los integrantes de la Administración de Justicia. No existen en las sedes judiciales balizamientos o cintas de separación para distribuir los flujos de movimientos dentro de los edificios judiciales, no existe el número suficiente de mamparas, no existe la distancia de seguridad de 2 metros entre trabajadores, hay estancias que carecen de ventilación, no hay un servicio de prevención, no se han realizado evaluaciones de riesgos…. Actualmente, y ante la incorporación de 1/3 de la plantilla, la Gerencia de Justicia de Extremadura, sólo ha entregado los Equipos de Protección Individual (EPIS) a los Juzgados de Guardia, Registros Civiles y Juzgados de Violencia de Género, y no a todos, y el resto de funcionarios asisten a sus puestos de trabajo, sin ninguna medida de prevención salvo una hipotética (pero no real) distancia de seguridad.

En el caso de las Agrupaciones de Juzgados de Paz, eternas olvidadas de la Justicia por parte del Ministerio, esta situación se agravará todavía más, puesto que también tienen atención directa con el público y nunca se les ha dotado de ningún tipo de EPIS.

A ello suma la necesidad de reforzar el servicio de vigilancia a las puertas de las sedes, y de mejorar el servicio de limpieza con desinfecciones de todo el edificio judicial cuando se detecte algún caso confirmado en el mismo.

Una vez más se ha antepuesto la prestación de servicios no esenciales durante el Estado de Alarma, a la protección de la salud de los profesionales que integran la Administración de Justicia, como ya están haciendo desde que aceptaron la presentación de escritos y la práctica de diligencias no esenciales, incluyendo la práctica de actos de comunicación presenciales y domiciliarios o la ejecución no telemática».

Para CCOO, nuestro primer objetivo es la protección de la salud, y se presentarán cuántas denuncias sean necesarias por actuaciones que no cumplan con las medidas preventivas y de seguridad para garantizar la salud del personal, si las medidas preventivas no se aseguran o si no se detiene la actividad ante el riesgo de contagio.

CCOO traslada así al Ministro la responsabilidad de una eventual extensión de la pandemia en la Administración de Justicia.

Te puede interesar…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here