Denuncian ante Inspección de Trabajo infracciones graves de las centrales hortofrutícolas del grupo SOL en Extremadura

CCOO de Extremadura ha denunciado ante la Inspección de trabajo a varias importantes empresas hortofrutícolas del grupo SOL en la región por las graves infracciones que ha detectado, tanto en la falta de medidas para proteger a los trabajadores del contagio del COVID-19, como en incumplimientos en material laboral básica, el primero de ellos el negarse a pagar del salario mínimo interprofesional.

En la denuncia de CCOO de Industria se cita expresamente a las centrales de SOL en Valdivia, JUNFRUIT, ESCODIAZ y SOL en Madrigalejo, AGRICOLA VALDIVIA en Novelda del Guadiana y SOL en Miajadas.

Los trabajadores y trabajadoras de este grupo de empresas, con administrador único, están totalmente desprotegidos en materia de sanidad y prevención de riesgos laborales y no reúnen las condiciones establecidas de prevención y de actuación para evitar la propagación del virus.

En esta última cuestión, las plantillas carecen de agua potable para beber y para poder lavarse de forma asidua, ni tienen a su disposición líquidos desinfectantes, ni toallas de un solo uso, ni ningún tipo de las medidas establecidas en los protocolos para esta actividad.

Por otro lado, no se cumple con el convenio colectivo del campo ni con la obligatoriedad de abonar el salario mínimo interprofesional de 2020, que está fijado en 48,88 euros por 6,5 horas de trabajo diario, con quince minutos de descanso por parte de la empresa. De hecho, están imponiendo una jornada laboral diaria de siete horas a 47,9 euros y sin derecho a descanso como marca el convenio.

El convenio colectivo del campo sigue plenamente vigente y es de obligado cumplimiento. Hay que recordar que sindicatos y empresarios llegaron a un acuerdo para prorrogar su vigencia hasta el 31 de junio para facilitar la llegada de un nuevo acuerdo. Es además lógico pensar que se pueda producir una nueva prórroga ante la situación creada por la crisis sanitaria del coronavirus.

No hay excusas para incumplir la ley y el convenio colectivo, pero en este caso ni siquiera se puede hablar de una motivación de pérdidas económicas, puesto que, como se han conocido esta semana, el sector hortofrutícola se está comportando muy bien, a pesar de la crisis, y sus exportaciones han aumentado un 13 por ciento en el primer mes del COVID-19.

Desde CCOO de Industria se consideran inaceptables estas prácticas abusivas y que se siga escuchando por parte de los responsables de estas empresas la frase de “esto es lo que hay, si no te interesa ya sabes”, con lo que supone esto de imposición y humillación para el trabajador o la trabajadora que la tiene que soportar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Contacta con nosotros
Hola
¿En qué podemos ayudarte?