Sucesos3 mayo, 2020 0 comentariosGuardia Civil, Policía Local, Talayuela

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de Talayuela (Cáceres) han investigado, en dos actuaciones distintas, a dos vecinos de la localidad, como supuestos autores de un delito de desobediencia grave a la autoridad o a sus agentes, después de incumplir de manera reiterada las restricciones establecidas con ocasión de la situación sanitaria actual, para evitar la propagación del Covid-19. Entre los dos investigados sumaban 13 denuncias administrativas, realizadas tanto por agentes de la Policía Local como de la Guardia Civil de la localidad.

La actuación se ha realizado con motivo de los servicios que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad vienen desarrollando desde que, el pasado mes de marzo, se declarara el actual estado de alarma, para velar por que se cumplen con las medidas limitativas de movimiento que han sido establecidas con el objetivo de contener la propagación del Covid-19.

En relación al cumplimiento de estas medidas, en la localidad cacereña de Talayuela, el pasado día 23 de abril, la Guardia Civil ha investigado a dos hombres de 29 y 48 años de edad, vecinos del municipio, después de haber sido denunciados en numerosas ocasiones por hallarse en la vía pública sin una justificación amparada por el R.D. 463/2020 por el que se declara el actual estado de alarma.

La primera actuación, se llevó a cabo con un vecino del municipio, de 29 años de edad, después de sumar hasta siete denuncias administrativas, realizadas tanto por la Policía Local como por la Guardia Civil del municipio, tras ser identificado, en numerosas ocasiones, en la vía pública sin ningún motivo amparado por el R.D. 463/2020. Varias de las veces en las que los agentes le identificaban en la calle, manifestaba su intención de ir a comprar pan, sin embargo, volvía a ser visto, más tarde, en los extrarradios del municipio junto a otras personas y sin haber realizado compra alguna.

La segunda persona que la Guardia Civil ha investigado, ha sido otro vecino del municipio, de 48 años de edad quien, también, había sido denunciado hasta en seis ocasiones por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tras incumplir reiteradamente los motivos amparados por el R.D. 463/2020 para hallarse en la vía pública. A modo de ejemplo, esta persona fue denunciada con anterioridad al ser identificado en la vía pública bebiendo cerveza o deambulando por la calle bajo la escusa de tener que mandar un burofax a una supuesta empresa de trabajo, conociendo los agentes, de manera fehaciente que, en la actualidad, no realiza prestación laboral alguna.

Tras la instrucción de las diligencias policiales correspondientes, por la supuesta comisión de un delito de desobediencia grave a la autoridad o a sus agentes, las mismas han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Navalmoral de la Mata (Cáceres).

La Guardia Civil va a seguir velando por que se cumple con las medidas que han sido establecidas con ocasión de la actual situación sanitaria que vivimos, poniendo a disposición de la justicia a todas aquellas personas que mantengan comportamientos como los investigados, los cuales suponen un riesgo, no solo para los que incumplen sino también para el resto de ciudadanos.

Te puede interesar…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here