El principal sueño de muchas personas es mantenerse en forma y no subir de peso, mientras que al mismo tiempo come de forma sana cualquier tipo de comida que sea saludable, baja en calorías. 

Para ello una buena rutina de ejercicios forman parte de la cotidianidad que una persona debe mantener para lograr ese objetivo, pero es importante saber qué tipo de entrenamientos son los que se debe realizar. Veamos. 

Menos apetito, mayor salud

Durante un estudio realizado por analistas del Centro de Ciencias del Peso, Alimentación y Vida, ubicada en la Facultad de Arte y Ciencias de la Universidad de Drexel, Estados Unidos, establece que el ejercicio puede adherirse a una dieta baja en calorías, tomando siempre en consideración la regulación alimentaria, para lo cual es necesaria una cultura del apetito apta. 

Al haber entrevistado a 130 participantes, la investigación arrojó que mediante la actividad física se reduce en 12% la probabilidad de comer excesivamente. 

También se indica que cada vez que se incrementan las cantidades de horas entrenando incide de forma directa en el nivel de alimentación que una persona pueda llegar a tener. 

Tipos de ejercicios

Algunas de las actividades físicas que una persona puede realizar para ir disminuyendo su voracidad a la hora de comer son varias: caminar, patinar, nadar, estirarse, trotar de forma suave, ciclismo, entre otras. 

En el caso de ser ama de casa, es aconsejable realizar tareas del hogar, como barrer, lavar el garaje, limpiar los pisos, subir y bajar escaleras, cocinar o planchar. 

Vale acotar que es fundamental que primero se coma un alimento y al pasar unos 20 minutos de reposo es que se inicien las actividades físicas que ayudarán a que el cuerpo queme primero los carbohidratos, y luego el cuerpo recurre a las calorías de la grasa. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda a través de sus especialistas que se dediquen 30 minutos diarias al ejercicio. 

Opinión de los expertos

Por su parte, la nutricionista Laia Gómez comenta que para quemar calorías con ejercicios de baja intensidad, se debería caminar durante tres o cuatro horas, por lo que ella recomienda entrenarse de forma intensa durante una hora y media, luego de reposar. 

En ese sentido, colocó como ejemplo que si una persona debe bajar 500 calorías diarias para tener un ajuste en su peso, se debería limitar la cantidad de alimentos que se ingieren o entrenarse de forma activa.

Asimismo, una investigación de la revista The American Journal of Clinical Nutrition informa que el control alimenticio son las forma más real de tener un peso acorde a la estatura que se tenga y por ende mantener una salud completa. 

En lo que respecta a los niños, se indica que la actividad física no establece que haya sobrepeso, por lo que muchas veces es mejor darles de comer en menor cantidad pero comida mucho más saludable. 

Laia Gómez indicó que los resultados se empiezan a percibir desde el momento en que se comienza el cambio de hábitos, por lo que aconsejó que las digestiones de los infantes deban mejorar y con ello aumentar la vitalidad de su salud. 

Consejos importantes

Algo fundamental en el inicio de una vida sana y en la búsqueda de tener una vida, cuerpo, mente y vida más saludable es evitar estresarse por lo que pueda pasar en nuestro entorno, donde muchas veces los problemas laborales, familiares o con amistades inciden de forma directa en el ritmo alimenticio de la gente, llegando a comer a destiempo. 

Para ello se sugiere que se realicen ejercicios que den paz mental y permitan a uno tener el control, como lo es la meditación, yoga, taichí, artes marciales, entre otras. 

Leer libros, escuchar música o bailar son otras acciones que se pueden realizar para evitar caer en la depresión, ya que se sabe que eso puede llevar a enfermedades como la bulimia o la anorexia nerviosa. 

Para no perder la esperanza con el ejercicio que se realice, siempre es importante priorizar una disciplina que lo apasione, lo que generará la motivación necesaria para que se incremente el consumo calórico en cada sesión que una persona realice. 

En fin, la mente es la que domina al cuerpo y si uno tiene una mentalidad positiva, sin duda será mucho más fácil la reducción de calorías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here