Mente sana, cuerpo sano, así reza el dicho popular sobre lo beneficioso que es hacer ejercicios para mantenerse en forma y de esta manera lograr una vida de mayor calidad.

Debido a ello es que las actividades físicas son importantes para evitar posibles afectaciones del Mal de Parkinson. Según estudios científicos, el realizar actividades físicas hace que las personas disminuyan las posibilidades de contraer la enfermedad.

En un estudio realizado a 43 mil 368 personas, se corroboró que las que realizaban al menos 6 horas de ejercicios o entrenamientos, poseían un riesgo 43% menor de sufrir de Parkinson.

Algunas de las funciones corporales que mejoran al realizar actividad física están el incremento de la neuroprotección, mejor transmisión sináptica, descenso en la disfunción mitrocondial, entre otras.

Entre las actividades físicas importantes para evitar el Parkinson, sobresalen tres sobre las demás, siendo las siguientes: Actividades de baile, taichi y andar en cinta rodante

Dichos ejercicios son fundamentales ya que permiten mejorar el equilibrio, incrementan la amplitud de los pasos y disminuyen los episodios de caídas.

Vale acotar que para realizar estas actividades físicas es necesario acudir a los especialistas en neurología, para que realicen un examen de padecimiento de Parkinson, así como para tener más recomendaciones.

Otro estudio realizado por Jama Neurology dividió a 128 participantes entre 20 y 40 años de edad, quienes estaban en una fase temprana de la enfermedad, por lo cual los segmentaron en 3 grupos: algunos realizaron ejercicios de alta intensidad durante tres días por semana, otras hicieron entrenamientos de esfuerzo medio y los últimos no entrenaron.

Shot of a senior man working out with the help of a trainerhttp://195.154.178.81/DATA/i_collage/pi/shoots/784280.jpg

Antes de empezar el análisis, las personas tenían una puntuación de 20, pero luego de los ensayos, los que practicaron con mucha intensidad se mantuvieron en los 20, mientras que los que se ejercitaron de forma mediana bajaron 1,5 puntos y los que no realizaron ninguna actividad empeoraron 3 puntos.

Esto hizo que los científicos corroboraran que las personas que practicaron ejercicios de forma fuerte retrasaron la progresión de los síntomas de Parkinson y los que entrenaron de forma mediana no sufrieron efecto alguno.

Es por ello que el deporte es fundamental para mejorar la capacidad física, obtener una mejor sensación de bienestar, menos estrés, más paz mental, así como huesos, músculos y articulaciones más fortalecidas.

Algunos especialistas explican que el ejercicio físico con intensidad ayuda a aumentar la “plasticidad” del cerebro, lo que conlleva a una mayor protección en la degeneración del sistema nervioso central y con lo cual se pueden revertir los problemas motores.

Es importante recalcar que hasta la actualidad no se había analizado con precisión la intensidad del ejercicio como método de rehabilitación para combatir el Parkinson. Tampoco se habían analizado un estudio con una frecuencia cardíaca máxima del 80 al 85 por ciento, ya que se creía que era muy estresante para los pacientes.

A pesar de ello, las personas que participaron mantuvieron el ritmo de un entrenamiento de cinta de alta intensidad, por lo menos tres veces a la semana.

De esta manera, los resultados muestran que es justificable una mayor exploración de los regímenes óptimos de ejercicio para la enfermedad de Parkinson que permitan evaluar científicamente cómo el ejercicio podría retrasar la progresión de la enfermedad.

Otras actividades que pueden ser de mucha ayuda para prevenir o disminuir la factibilidad de contraer la enfermedad es el uso de la bicicleta estática, la cual ayuda a incrementar la movilidad de los músculos y su elasticidad, con lo cual ayuda también al incremento sano de la circulación cardíaca.

Entrenar boxeo de forma cuidadosa también ayuda mucho a la función motora del cuerpo, ya que este deporte exige una alta concentración en la movilidad de las piernas, manos, brazos e, incluso la cabeza.

Para finalizar es importante recordar que el ejercicio es fundamental para mejorar la calidad de vida en los seres humanos y de esta manera reducir el riesgo de padecer de cualquier tipo de enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here