Un grupo de voluntarios tuvo que despejar el césped del Llerenense, pese a esto no pudieron disputar el partido pautado para este domingo 10 de enero.

De esta manera 8 equipos tuvieron que aplazar la disputa de varios juegos, ya que la acumulación de nieve pasaba los 10 centímetros en los diferentes estadios.

Francisco José ‘Basi’ Domínguez, capitán del club Fuente de Cantos-Valverdeño, comentó que a las 8 de la mañana les fue avisado sobre la suspensión del partido cuando se dieron cuenta que era imposible realizar la competición con el clima poco favorable.

No es la primera vez que el sur de Extremadura sufre estas nevadas. “Hace 11 años el campo era de albero y ese fin de semana jugábamos contra el Campanario y también se suspendió el partido”, rememora el jugador. Además, en esa zona de la región también se vio afectado el Monesterio-Santa Isabel de Segunda División Extremeña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here