El Príncipe Guillermo honra la memoria de su madre. La mayoría de los actos a los que acuden los miembros de la familia Real Británicase dan de manera pública y se convierten en los temas más comentados y publicados en el mundo entero.

Pero una que otra vez, la Reina Isabel II y su conocida familia realizan visitas casi secretas o que son manejadas con mucha discreción.

Antes de las fiestas de navidad y año nuevo se llevó a cabo una de estas visitas. El príncipe Guillermo de Inglaterra, hijo de Carlos de Gales y de la recordada princesa Lady Di, sorprendió a muchas personas al realizar un acto muy especial con lo que además de mostrar su solidaridad y cariño, rindió homenaje a su madre al realizar una visita inesperada a un refugio de personas desfavorecidas.

Lady Di siempre presente

El espíritu de la Princesa Lady Di sigue y seguirá por mucho tiempo presente en la vida de muchos británicos y personas del mundo entero, para nadie es un secreto sus maravillosas labores sociales.

Y si se habla de sus hijos, de manera obvia, su recuerdo se crece exponencialmente. Basta recordar como uno de sus más comentados y recordados actos cambio de manera impresionante, la percepción que tenía la sociedad y el mundo sobre el flagelo del SIDA.

Hermoso gesto del Príncipe Guillermo

The Passage fue en sus inicios un refugio para ser utilizado por personas sin hogar. La Princesa auspiciaba, y hoy, es una organización benéfica que no ha dejado de prestar colaboración y amor para los más desfavorecidos. Y Navidad es una época en la que ninguna persona debería sentir la falta de un hogar, ni alimentos calientes en su mesa.

El Príncipe Guillermo con uno de sus últimos gestos benéficos ha hecho recordar a su madre, con el detalle ha rendido homenaje a su memoria.

Trabajo voluntario en acto benéfico

En un acto donde no se presentaron los medios ni las cámaras de televisión, el Príncipe de Cambridge asistió de manera personal, con la única y bonita intención de ayudar a los más necesitados, tal y como su madre lo hubiese anhelado.

Según reseña el medio The Rooftop, el heredero al trono del Reino Unido trabajó como voluntario junto a otras personas antes y durante la navidad en el embolsado de comida para los más necesitados, especialmente para el refugio donde asistió y dejo su firma debajo de la de su madre en el libro de visitas en el año 1993, siendo aun un niño.

Asegura el medio, que el nieto de la conocida y querida Isabel II, se encargó de preparar la comida, para ello, llevó un delantal y su mascarilla de protección. El comestible se distribuyó entre grupos que fueron trasladados de emergencia a un hotel.

Mientras esto sucedía realizo una charla con los residentes acerca de cómo había sido su experiencia con la pandemia del coronavirus.

Habla el director de la ONG

En declaraciones de Mick Clarke, el director ejecutivo de la Organización No Gubernamental de manera textual señala lo siguiente: este año más que nunca, nuestra cantidad de voluntarios ha concedido a The Passage conservar los bienes vitales en actividad durante las dos cuarentenas y el tiempo intermedio entre ellas.

La organización en pleno ha señalado la buena acción enviando un mensaje: se piensa que el mundo necesita una buena noticia, de algo estamos seguros y es de haber aprendido con los confinamientos, se cuenta con la voluntad y la determinación de muchas personas para realizar lo que este a su alcance para ayudar a los que más lo necesitan.

Agradecemos firmemente a todo el personal y voluntarios por su bonito trabajo en esta época tan especial del año

Se calcula que hasta la fecha, en total se han realizado y repartido alrededor de 70.000 comidas a las personas más necesitadas y desvalidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here