Funcionarios e internos de la prisión de Badajoz, víctimas de la ineficacia de la Administración Pública

La Asociación Nacional de Trabajadores Penitenciarios “Tu Abandono Me Puede Matar” con representación en el Centro Penitenciario de Badajoz, pone en conocimiento de la opinión pública los graves hechos ocurridos en el día de ayer, 1 de mayo de 2020.

La adopción de medidas preventivas para evitar el contagio de la población reclusa por parte del Ministerio de Interior, como son anulación de permisos, no entrada de paquetes, anulación comunicaciones ordinarias y los “vis-vis” familiares, ha provocado una total disminución de la entrada de sustancias estupefacientes, lo que ha generado una subida exponencial de incidentes durante estos dos últimos meses.

El Ministerio como medidas de alivio, instaura un sistema de videollamadas entre internos y familiares y autoriza un número mayor de llamadas telefónicas a cada interno.

En Badajoz por desgracia para los trabajadores y para los internos, ese s stema de videollamadas no está operativo al 100%, debido a dificultades técnicas que no han podido ser solventadas, mientras en el resto de prisiones los internos si gozan de ese privilegio, cuestión esta que eleva la crispación aún más.

Así pues, y debido a esa reivindicación según parece, durante el día de ayer sufrimos un episodio de extrema gravedad en el que se realizaron “plantes” de forma, creemos coordinada, en distintos módulos de la prisión a la hora del reparto del racionado de los internos, provocando momentos de mucha tensión entre la población reclusa y los trabajadores penitenciarios, saldándo estos graves desordenes con el aislamiento de forma preventiva de 9 de los instigadores más peligrosos, que cuentan con amplios historiales delictivos y penitenciarios.

Una vez en el módulo de régimen cerrado y al informar a 6 de ellos de que su tiempo de permanencia en allí iba a ser por periodo indefinido, al serles aplicado el art. 75.1 Reglamento Penitenciario por la Dirección, la tensión de los mismos fue en aumento y coincidiendo con el relevo del personal comienzan a romper los cristales de las celdas y a amenazar a todos los trabajadores.

Gracias a la rápida intervención de los funcionarios de servicio en dicho departamento se procede a la desescalada de la tensión existente, trasladando finalmente a los internos a otras celdas y consiguiendo que ningún interno se autolesionase con los cristales a modo de protesta, a vez que ningún trabajador resultase herido.

Desde esta Asociación ponemos en valor la gran profesionalidad de los funcionarios intervinientes y volvemos a hacer hincapié en la necesaria dotación de medios materiales y humanos que venimos sufriendo durante estos últimos años y que en muchos casos como el anteriormente descritos son solventados gracias a la pericia y experiencia de sus trabajadores.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Contacta con nosotros
Hola
¿En qué podemos ayudarte?