Inyección de confianza para obtener salud institucional. Entre un Estado que oprime y una sociedad sin Ley, existe una línea estrecha llamada gobierno liberal. Es un suave equilibrio donde el Estado le garantiza a las personas sus derechos humanos y a su vez el Estado es vigilado por la Sociedad.

Durante el largo camino de la historia, los momentos más felices del ser humano se deben al aporte de este balance llevado de la mano con la libertad.

Las instituciones observadas por la sociedad.

La humanidad mantiene la seguridad en sus instituciones, así, como los funambulistas la tienen en sus varas, cuando actúan sobre el delgado alambre.

Mientras más precisa es la vara y a mayor confianza, mayor es la tranquilidad de poder caminar por el excelente camino que es la democracia, cuidando de no caer en el totalitarismo, que siempre se encuentra junto con el populismo o nacionalismo.

Guerra sin cuartel

Nunca caerá de sorpresa que algunos se ocupen de defender la democracia liberal trabajando por mantener fortalecida la confianza dando calidad mayor, a la institución, mientras los populistas trabajen en ambos lados por inyectar  terror en la sociedad.

Tampoco debe causar extrañeza que un grupo se fije el firme propósito de buscar de manera compartida una etapa que permita la mejora de la anterior.

Usando el miedo como bandera los populistas te envían un mensaje sencillo y a la vez imposible; de manera textual te dicen “yo te llevaré de la mano a la puerta de salida”

Es lo más cómodo porque es lo que queremos cuando tenemos pánico. Imposible porque la casilla ofrecida no existe, a menos que deseen regresar con la expectativa de una vida minúscula.

Objetivos para un mejor futuro

Transitar para construir un futuro sobresaliente depende de que la calidad de la institución, tenga presente siempre continuas mejoras, para esto se tiene la opinión que se deben seguir tres objetivos importantes:

Primer objetivo

El primer objetivo es lograr una mayor transparencia para llegar y mantener la confianza. Justo el primero de enero del presente año se cumplió un año de la Ley de Transparencia y Participación de la Comunidad de Madrid, su aplicación permite a esa comunidad las relaciones con las distintas actividades que realiza el Gobierno.

También permite la participación en la transformación de las políticas públicas.

Segundo objetivo

Un mejor control por la garantía de todos y ser iguales ante la Ley, es el segundo objetivo. A finales del año pasado en la Asamblea de Madrid y de manera plena, se logró el paso de la propuesta de Ley del Grupo Ciudadanos, que trata sobre dar protección al que denuncia la corrupción.

Permitir que un servidor público colabore sin temor a represalias, en la lucha contra la corrupción.

Tercer objetivo

Lograr mayor rendimiento de las Administraciones Públicas, es el fin del tercer objetivo. Todo esto para lograr el nacimiento del valor público y no la elemental ejecución presupuestaria.

Por eso, la Dirección General de Estadística de la Comunidad Madrileña cumple con la incorporación de herramientas de inteligencia artificial y el big data, todo esto logrado con la integración de la Conserjería de Transparencia. Esto permite y facilita el Gobierno Abierto, a la toma de decisiones y a una evaluación de las Políticas Públicas.

Cabe recordar, que este procedimiento lo viene ejecutando la Conserjería de Economía, Competitividad y Empleo.

Entre otras aristas la corrupción, el fuerte despilfarro y la impunidad reinante han logrado el crecimiento del populismo. Podríamos lograr un avance importante hacia la bonanza social, si la calidad en la institución se basara en la transparencia, mayor control y efectivo rendimiento.

Los mayores ejemplos a estudiar, es la comparación de la evolución que ha conseguido Madrid al lograr desde hace un año, liderar la economía de nuestro país.

O el logro de Cataluña, Hungría o Alemania, no sin mencionar también Costa Rica y Venezuela.

Solo que el mayor riesgo al que nos enfrentamos es con quien quiere convenir el Gobierno de España, por ese motivo Ciudadanos ofrece la ayuda para el avance de España y lograr la tan anhelada calidad institucional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here