La Basílica del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe mejora su accesibilidad

El Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, declarado Monumento Nacional en 1879 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993 mejora su accesibilidad con una actuación modélica desde el proyecto del arquitecto Manuel Viola y el asesoramiento en accesibilidad de la OTAEX (Oficina Técnica de Accesibildad de Extremadura), con la implicación decisiva del prior de Guadalupe fray Guillermo Cerrato, y la provincia franciscana de la Inmaculada.

La actuación se enmarca en la colaboración iniciada entre APAMEX y el Alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez, que ha logrado actuaciones ya ejecutadas en el Parador de Turismo de la localidad y a las que seguirán edificios municipales.

La intervención está basada en una propuesta de la OTAEX con la incorporación de un acceso accesible a la Basílica, para facilitar así la entrada a personas con problemas de movilidad en sus desplazamientos. Para ello, las actuaciones llevadas a cabo consisten, por un lado, en la realización de una rampa accesible adosada a la fachada principal, formada por tres tramos del 8% de pendiente, con sus correspondientes mesetas intermedias totalmente horizontales, así como las de inicio y fin. Dicho elemento se ha complementado con la incorporación de pasamanos continuos en la totalidad del recorrido, a doble altura y a ambos lados de los tramos de rampa. Un vez en el interior de la edificación, para superar el desnivel entre la capilla de Santa Ana y la cota a la que se sitúa la Basílica, se ha optado por la instalación de un mecanismo de elevación, en particular una plataforma elevadora vertical como complemento a los peldaños existentes. Como complemento a las diferentes actuaciones mencionadas, se han señalizado los itinerarios accesibles mediante el Símbolo Internacional de Accesibilidad, para una fácil localización por parte de los visitantes no familiarizados con las instalaciones del Monasterio.

Destacar la colaboración que han mantenido con APAMEX las responsables de la entidad ASDIVI Villuercas de Guadalupe, concretamente Raquel Moreno Gómez y Gema Tizón Vizcaíno, y que se ha concretado desde hace años en charlas, jornadas informativas, asesoramiento sobre actuaciones en vivienda y transporte, entre otras muchas acciones, e incluso en la redacción del plan de accesibiliad de la localidad promovido por la Junta de Extremadura, y que fue redactado en 2019.

A partir del próximo lunes, 11 de mayo, los lugares destinados al culto, como la Basílica del Real Monasterio de Guadalupe, se abrirán al público con la limitación de aforo y otras medidas sanitarias y de higiene, asociadas ya a la Pandemia del COVID-19. Además, los fieles se encontrarán con esta importante novedad.

«Las obras de accesibilidad se ejecutan por la empresa extremeña PROMOCIONES Y SERVICIOS INJUPE, S.L. , con sede en Mérida, y ha sido gestionada e íntegramente financiada por la Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción».

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Contacta con nosotros
Hola
¿En qué podemos ayudarte?