Marina Británica lista para interceptar barcos de la Unión Europea. El Reino Unido abandonó el 31 de enero de 2020, la Unión Europea, tras 47 años de pertenencia, lo que se conoce como Brexit.

En junio de 2016, se llevó a cabo, una consulta, tras este referéndum autoridades del Gobierno británico decidieron activar el artículo 50 del TUE.

Un 51,9 por ciento de los votantes decidió abandonar la UE. En medio de prórrogas y acuerdos, se da inicio a un proceso por un periodo de dos años que debía finalizar con la salida el 29 de marzo del año 2019 del Reino Unido.

Período transitorio

El plazo acordado se ha prolongado 3 veces más, en distintas fechas, abril y octubre de 2019 y el mes de enero de 2020.

Una vez admitido definitivamente el acuerdo de retirada, el sábado 01 de febrero de 2020 el Reino Unido abandonó automáticamente la Unión Europea a las 23:00 horas (hora británica).

Actualmente entre la UE y el Reino Unido, existe un plazo momentáneo que vence el 31 de diciembre de 2020. Hasta esa fecha la situación permanecerá igual para los ciudadanos, empresas, consumidores, estudiantes, entre otros sin problemas.

Textos legales en desarrollo

En Downing Street, la calle de Londres donde se encuentran las residencias oficiales del primer ministro del Reino Unido y del Canciller de la Hacienda.

Desde allí, se han comenzado a elaborar los documentos legales para dar orden a las patrullas de la Royal Navy (Marina Real) de interceptar cualquier navío pesquero Francés o de otro país de la Unión Europea que se encuentre trabajando en aguas del territorio británico.

Todo esto, en caso que no se lleve a cabo el cierre final del acuerdo sobre el Brexit.

El logro de una futura llave comercial entre Londres y Bruselas, se puede ver afectado por la pesca, actividad que se ha convertido en uno de los principales inconvenientes, tras finalizar el periodo de transición que frenaba las prácticas, tras la salida acordada del Reino Unido de la Unión Europea.

Posibles enfrentamientos a la vista

En el Gobierno de Johnson ya se vislumbran enfrentamientos en sus aguas territoriales en el año que está por llegar.

La Comisión de la Exit Operation, grupo creado y presidido por el Jefe de Gabinete de Johnson, el señor Michael Gove, comenzó hace varios meses a percibir posibles escenarios.

Uno de ellos, es que los buques británicos procederían a detener los barcos pesqueros de la Unión Europea.

Tobías Ellwood, El Presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de los Comunes y Ex Secretario de Estado de Defensa Tobías Ellwood, señaló, que ha sido interpretado como un problema diplomático,  el anuncio de la negociación entre Londres y Bruselas.

De no lograrse un acuerdo, sería un fracaso de nuestra voluntad negociadora y haría mucho daño al Reino Unido.

Preocupación en el Gobierno de Johnson

Según información del diario The Times, se siente la intranquilidad en el Gobierno de Johnson ante el hecho de que la Marina Real tenga la capacidad de interceptar los buques que se encuentren en sus aguas, pero no para arrestos.

La voluntad de Downing Street como apunta también el diario, es el de manejar dentro del Parlamento tramites a nivel legislativo y de emergencia para otorgar poderes a los buques.

Hace poco tiempo se llevó a cabo un enfrentamiento entre barcos británicos y franceses, hecho llamado como la batalla de las vieiras.

Se señala que los barcos del Reino Unido pueden realizar actividades pesqueras durante todo el año, no así, los franceses que tienen prohibición entre los meses de mayo y octubre.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here