Muere Joseph Safra enluta a la banca de Brasil. A la edad de ochenta y dos (82) años falleció el jueves pasado, en la ciudad de Sao Paulo Brasil, de manera natura, Joseph Safra, uno de los banqueros más exitosos y millonarios del mundo.

Safra pertenecía a la quinta generación de una familia relacionada con en el área bancaria. Nació en el Líbano, pero se sentía como un brasileño más, su deceso tuvo lugar en la convulsionada ciudad donde tenía creado uno de los más importantes imperios empresariales.

Inclusive llega hasta Suiza, tras haber comprado el banco privado Suizo Sarasin, que cuenta con fuerte presencia en Latinoamérica y Estados Unidos. También fue un excelente y prospero empresario en el área del mercado inmobiliario internacional, las telecomunicaciones y hasta el mercado de la ganadería.

Siempre entre empresas y actividades bancarias

Siendo aún un adolescente, Safra llega junto con su banquero padre y sus hermanos a Brasil, unos judíos sefardíes que dejaban atrás la inquietud creada tras la creación del Estado de Israel y con el temor de la posible explosión de la tercera guerra mundial.

Su presencia fue crucial para el desarrollo de la actividad bancaria en Brasil, especializándose en el área de los grandes patrimonios familiares.

La vida de un grande de los negocios

Era una persona muy conservadora, tanto en su vida personal como en la empresarial. Seu José como era llamado por las personas más allegadas, siempre se movilizaba en helicóptero por la ciudad, pudo doblar su fortuna después de la crisis de 2008 en el país.

Luego de la muerte de su hermano mayor llamado Edmond en el año de 1999, se desató una fuerte pelea entre Joseph y su otro hermano Moise. Por mantener el control de una entidad competidora llamada J. Safra, que el fallecido había fundado justo al frente de la sede de la entidad patrimonial de la familia.

Se menciona que Edmond se quedó con la presidencia de dicha entidad al lograr que su hermano le vendiera su parte.

Moderada vida familiar

Se señala su moderada vida familiar. Al enfermar su padre y morir Joseph, estuvo junto a su lecho de enfermo durante 4 largos meses dejando la presidencia de la entidad.

Le gustaba compartir con su familia hasta el punto de estar siempre puntual para la cena junto a su esposa Vicky y sus cuatro hijos. Era una persona muy culta, dominaba muy bien más de 4 idiomas. Siempre se escondía de la prensa y concedía muy pocas entrevistas.

Hombre de negocios

Es dueño de uno de los edificios más emblemáticos del mundo, el futurista The Gerkhin en la impresionante ciudad de Londres. Y llevó al Banco Safra a poseer mayores activos, al puesto número 8.

En una oportunidad se le hizo la pregunta acerca de su éxito y comento lo siguiente: se debe a algo sencillo, no prestar dinero a todas aquellas personas que te lo solicitan.

Fue investigado en el año 2016 por corrupción, pero no se encontraron pruebas en su contra. La revista Forbes lo coloca en el puesto 63 entre las personas con más riqueza en el mundo, se calcula su fortuna en 23.000 millones de dólares, unos 19.000 millones de euros

Seguidor de un equipo de futbol

Seguía al equipo de fútbol Corinthias, era quizás una de sus mayores extravagancias y devociones, obsesionado por la seguridad era una rutina visitar el estadio junto a algunos de sus 14 nietos, rodeado de un sin fin de guardaespaldas.

También era conocido su amor por el arte, realizaba en su mansión cenas impresionantes donde asistían políticos y personas de alta sociedad.

En los últimos años de vida le fue diagnosticado el mal de Parkinson, según aseguraba la prensa del gigante país.

Se le recordará como un gran filántropo y una persona que apoyaba con obras benéficas a los hospitales más importantes del país. Fieles a los parámetros familiares sus tres hijos varones están dedicados a la rama financiera y de banca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here