Libros25 septiembre, 202025 septiembre, 2020 0 comentariosCultura, Trujillo

Se ha presentado el libro de José Antonio Ramos y Raúl Gómez titulado “Ermitas, oratorios y capillas callejeras de Trujillo y sus consideraciones constructivas”, una aportación más a la ciudad de

Trujillo; ciudad llena de historia y de belleza inigualable. Este libro, de perfil analítico e investigador respecto a edificaciones o construcciones de culto, tiene la relevancia de haber sido prologado por el Primado de España y Arzobispo de Toledo, don Francisco Cerro, y cuenta, además, con dos colaboradores de excepción, como son Tino Escribano, con sus excelentes leyendas, y las láminas o ilustraciones del trujillano José Barrado. El libro está editado por Tau editores, y comprende más de 400 páginas y fotos a color.

Según Ramos Rubio: «Con esta obra, no queremos presentar una simple relación de lugares dedicados al culto de ciertas advocaciones, sino un trabajo, que pretende ser completísimo, para llegar a un mayor conocimiento de las ermitas, oratorios y capillas de Trujillo (algunos de ellos ya inexistentes). Conocer la historia de estos lugares de culto es entender en gran parte la vida de nuestros antepasados». Por su parte, Raúl Gómez dice que «Trujillo se ha caracterizado por ser una sociedad estamental con una clara organización gremial, y una economía sustentada, en gran parte, por la agricultura y las explotaciones ganaderas; sector que, como bien es sabido, es muy dependiente de las condiciones climatológicas de nuestra tierra. Estos motivos, tal vez, han debido de ser claves para que, en Trujillo, se desarrollase una cultura muy impregnada de elementos religiosos, y la causa por la que se construyesen los lugares sagrados que han formado y que aún siguen formando nuestro Patrimonio; Patrimonio de singular belleza y con detalles constructivos muy específicos».

Los autores aportan datos documentales sobre las continuas crisis de producción agraria, las frecuentes epidemias, las constantes guerras favorecieron la situación y ayudaron a que se establecieran votos ante una imagen sagrada, que obligaban a toda la población y a sus descendientes durante siglos, pero también a que surgieran, con cierta frecuencia, mecenas agradecidos a una determinada advocación, o a que se crearan cofradías que se verían en la necesidad de construir aposentos adecuados donde recoger sus efigies veneradas. Las cofradías desempeñaron un papel fundamental en este proceso. Eran asociaciones agrupadas a una imagen, formadas generalmente por laicos, creadas en un principio en torno a un oficio, que con posterioridad se abrieron al barrio, al resto de la población e incluso a los devotos de localidades vecinas. Sin embargo, dieron un gran empuje a la cristianización de la sociedad al hermanarse todos los cofrades y desempeñar un papel esencialmente asistencial de ayuda a los enfermos, socorrer a las viudas y huérfanos, distribuir limosnas, enterrar a sus muertos y, sobre todo, celebrar con gran regocijo y esplendor el día de la fiesta de su devoción. Todos estos aspectos se van a poner de manifiesto en esta obra.

Esta obra supone un estudio histórico, antropológico, hagiográfico de cada una de las devociones, así como datos constructivos, de los diferentes edificios, y artísticos tanto de las distintas imágenes, retablos u objetos sagrados que han existido en las ermitas, oratorios y capillas estudiadas, al objeto de darnos una visión más global de los hechos. Es libro idóneo para los amantes del arte e historia sacra de Trujillo, ya que van a tener en sus manos un minucioso trabajo de investigación sobre la estructura, las características y la decoración de cada una de las ermitas, oratorios y capillas que constituyen nuestro legado sacro.

Te puede interesar…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here