Riesgos y beneficios de una caminata por la playa. Disfrutar de un día de sol, es algo muy placentero. Es un paseo muy ansiado por la mayoría de las personas y no es para menos, disfrutar del agua y la arena produce una sensación de libertad en el organismo que se convierte en algo único e indescriptible.

Además de relajarnos y de conectarnos con la naturaleza; nos brinda la posibilidad de realizar diferentes actividades físicas, practicar algún deporte, dar largos paseos por la orilla y mantener el cuerpo en forma.

Una caminata por la playa, puede elevar tu ánimo y hacerte sentir saludable. Descubre los riesgos y beneficios que esta actividad puede ocasionar al organismo, en este post te traemos la información necesaria, sigue leyendo.

Caminar por la playa: placer y bienestar

Siempre que vamos a la playa, nos sentimos maravillados del poder relajante que ejerce en nuestro organismo, tranquilidad, alegría, armonía y bienestar son algunas sensaciones que nos acompañan en esas caminatas.

Pero esa acción no solo permite esos efectos, además, contribuye a mejorar ciertas áreas del cuerpo, para mantenernos saludables, por lo que podemos hablar que tiene un doble beneficio: físico y mental.

Existen dos maneras de realizar las caminatas para que logres sacar provecho de ellas y sentirte mejor:

Caminar sobre la arena húmeda

Este ejercicio lo pueden realizar personas de distintas edades, ya que es ideal para todos. Al tener contacto directo con la arena lograrás sentir bienestar en tu organismo al permitir mejorar dolencias y malestares:

  • Alivia dolores en piernas y pies. Con las caminatas, se logra disminuir la hinchazón de las piernas y esa sensación de cansancio que nos impide andar con tranquilidad.
  • Activa la circulación. Si tienes problemas circulatorios, no dudes en realizar esta actividad, verás que vas a tener una sensación de bienestar y relajación muy positiva. Al lograr que la circulación se active y si el agua de mar roza los tobillos, se logra un efecto de descompresión extraordinario.

Riesgos y beneficios de una caminata por la playa

Es un movimiento muy beneficioso para personas mayores, que presentan enfermedades de la circulación periférica, como las piernas cansadas y várices inflamadas.

  • Mejora la respiración. La brisa marina es ideal para descongestionar las vías respiratorias, porque se encuentra cargada de ozono y de pequeñísimas gotas de agua. Esto contribuye a respirar mejor y a purificar los pulmones.

El efecto que produce es parecido al de un nebulizador, mantiene sanas nuestras mucosas nasales. Se recomienda como medicina natural, respirar la brisa marina y darse baños en el mar, para curar resfriados, catarros, flemas y tos.

  • Contribuye a mejorar situaciones de estrés. Caminar sobre la arena húmeda, produce un gran bienestar, ya que relaja el cuerpo y nos libera tensiones y preocupaciones.

La combinación del sol, el calor y la arena húmeda, intervienen en el organismo y logran un balance hormonal, lo que hace que se activen las hormonas responsables de contribuir con la sensación de bienestar, motivación y relajación.

  • Aumenta las defensas. Los rayos ultravioleta son ideales para actuar sobre las bacterias, hongos y virus, además activan las defensas del cuerpo. Por otra parte, el agua marina al contener diversos minerales y oligoelementos, posee propiedades antibióticas que contribuyen a sanar heridas.
  • Favorece al metabolismo. El aire que respiramos a la orilla del mar, es muy estimulante para cambiar el organismo. La glándula tiroides recibe mayor cantidad de yodo, esto ayuda a que se asimile y active el torrente sanguíneo.

Caminar sobre la arena seca

Este tipo de actividad se recomienda especialmente a personas que tengan un buen estado de salud, por ser mucho más intenso y requerir mayor esfuerzo. Destacan dentro de los beneficios que se obtienen de esta actividad, la tonificación de las piernas, que se logra con una mayor resistencia al caminar sobre este terreno.

Por otra parte contribuye a fortalecer los tobillos y a su recuperación, especialmente tras la rehabilitación. Esto se debe a que el terreno inestable, permite entrenar y fortalecer la musculatura del pie, así se evitan nuevas lesiones.

Riesgos y beneficios de una caminata por la playa

Riesgos al realizar caminatas a orillas de la playa

Así como las caminatas por la playa aportan excelentes beneficios para el organismo, pueden causar inconvenientes que ponen en riesgos que la salud. La arena mojada presenta cierta inclinación y la seca muchos desniveles, en ambos casos se debe tener mucho cuidado.

En la superficie seca, se producen más lesiones, sobre todo en el área de las rodillas, tobillos y caderas.

¿Por qué ocurre esto? Al tratar de equilibrar el cuerpo, los pies deben soportar distintas cargas y diferentes posturas, lo que produce un mayor esfuerzo. Con estos movimientos, se pueden producir esguinces o tensión y sobrecarga en los músculos.

Se recomienda que al mantener contacto con la arena, se haga con los pies descalzos y no con calzados. Además hay que establecer un tiempo para esta acción, ya que los pies no se debe andar descalzos durante mucho tiempo, ya que podemos padecer de una fascitis plantar.

Cómo pudiste leer en este post, caminar por la playa aporta numerosos beneficios para el organismo, pero se debe tener en cuenta ciertas recomendaciones para que esa actividad no se transforme en un inconveniente de salud.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here