El Tai Chi es un arte marcial que se comenzó a desarrollar en China a partir de los años XX y en la actualidad es sumamente recomendado para mejorar la salud mental e incluso la condición física de las personas sin importar su edad, debido a que estimula la relajación y nos ayuda a meditar a través de sus ligeros movimientos. 

Asimismo, al practicar Tai Chi, logramos relajarnos al máximo debido a que este ejercicio hace que veamos nuestro cuerpo como un todo, pues cada parte de él se encuentra conectada entre sí. Esto nos permite poder movilizarnos sin dolor y mejorar la salud mental para así sentirnos menos estresados, más seguros y cambiar nuestra calidad de vida de forma positiva. 

De hecho, el Tai Chi es muy apropiado para las personas de la tercera edad porque una de sus bondades es que enseña a como mantener el equilibrio (una de las cualidades que tras el pasar de los años se va perdiendo), logrando así mejorar su condición física. Además, no es una actividad que requiera de mucha inversión de dinero ni tampoco es sumamente exigente. 

De igual forma, los especialistas médicos también aconsejan a las personas que han sufrido problemas del corazón o han padecido un derrame cerebral, practicar esta actividad, para que puedan relajarse, despejar su mente y controlar lo que se conoce como “ansiedad psicológica” y así evitar que estos pacientes sufran de depresión o de mucho estrés. 

En China, el Tai Chi, es vista como una rutina diaria en la vida de muchos de sus habitantes debido a que muchos de ellos antes de empezar sus quehaceres diarios practican este ejercicio para sentirse más tranquilos y comenzar su día con un mejor estado de ánimo, lo que indudablemente los hace ser mucho más productivos en sus actividades cotidianas. 

Ventajas de practicar Tai Chi

  • Su principal beneficio como anteriormente mencionamos, es calmar y despejar la mente. Sin embargo, el Tai Chi también ayuda a combatir el insomnio contribuyendo así a mejorar la calidad de sueño de las personas ayudando a que se les haga mucho más fácil descansar con tranquilidad. 
  • De igual manera, gracias a la gran variedad de técnicas respiratorias que en esta actividad física se aplican, se logra mejorar nuestra capacidad pulmonar, combatiendo así los problemas del asma y haciendo que nuestra respiración se mucho más profunda y efectiva. 
  • Por otra parte, debido a los movimientos precisos que se realizan en el Tai Chi, se logra también aumentar la fuerza muscular de las articulaciones lo que ayuda a disminuir el riesgo de sufrir alguna lesión. Además, es un método perfecto para prevenir enfermedades como la artritis. 
  • Otra de sus más grandes bondades es que ayuda a disminuir las migrañas y dolores de cabeza, previniendo así futuras enfermedades y malestares causados por estos problemas. Además, nos enseña a sentirnos bien con nosotros mismos y a conocernos mucho más. 
  • De igual manera, esta práctica tan conocida ayuda inclusive a quienes deseen perder peso, se encuentren bajo una dieta estricta y necesiten constantemente mantener cierto control. Además, nos ayuda a aumentar nuestra inmunidad y a hacernos menos propensos a contraer enfermedades. 

¿Cómo se desarrolla generalmente una clase de Tai Chi? 

Para poder empezar a relajar nuestros músculos y articulaciones, las clases de Tai Chi comienzan en primer lugar con un calentamiento que incluye movimientos sencillos, como por ejemplo: mover nuestros hombros, cabeza o balancearnos de un lado a otro. Lo que nos ayuda a conectar nuestro cuerpo con la mente. 

Posteriormente, se empiezan a añadir muchos más movimientos. Hay dos tipos de formas para practicar el Tai Chi: las cortas que incluyen alrededor de una docena o menos de movimientos, las cuales, son recomendadas para las personas mayores o para los principiantes. 

Por otra parte, las formas largas pueden incluir más de 100 movimientos y son realizadas por expertos o por quienes se encuentre en las mejores condiciones físicas. Luego, para despejar nuestra mente y además sentir la energía que fluye por nuestro cuerpo se realiza un trabajo de respiración conocido como el “Qjgong” en el que se combinan respiraciones suaves con algunos movimientos ligeros. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here